Retorno a mi infancia

Tenía muchas ganas de volver a pisar Cilveti, el pueblecito navarro donde mé crié. Así se llamaba cuando yo era pequeña... si lo visitáis hoy, veréis su nombre anunciado como Zilbeti (Valle de Erro). Es un lugar mágico, rodeado de naturaleza y montañas. Tiene un perpétuo color verde que solo se apaga cuando queda cubierto por el blanco de la nieve. Yo recordaba cada detalle de mi infancia, el río, la iglesia, el puente, la estufa de leña, las praderas, las casas... Hace poco decidí una mañana de  sábado, que tenía que llevar  a mi familia a conocer Cilveti.


  ...Y nos fuimos, y recorrimos mi infancia. Caminando muy despacio, pude compartir con mi familia parte de mis recuerdos.
El pueblo sigue igual, como si el tiempo se hubiera detenido. El silencio que lo envuelve es un regalo.
En estas tierras cambiamos por dentro. Comprendemos como era la vida antes, antes de las prisas, antes de internet, antes de  tener de todo menos tiempo.

Cilveti está a 31 km. de Pamplona. Nosotros  nos alojamos en esta ciudad, en el "Hotel La Perla", en la Plaza del Castillo.  Después de visitar Cilveti y  de que yo me encontrara con  esa sensación dulce y amarga que produce la nostalgia, decidimos ir hasta Roncesvalles. En Roncesvalles se respira el pasado. Es un lugar fantástico, muy tranquilo pero con la agitada vida que aporta el trajín de los peregrinos.

En la comida, sentados en una tasca, admirando la  la belleza del paisaje, probamos las maravillosas truchas que se crían en las aguas navarras.


Nosotros nunca hacemos planes de viajar con mucha antelación. De hecho somos bastante temerarios con esto. Tentamos a la suerte y encontramos sitios inesperados, hoteles con mucho encanto y restaurantes de lo más acogedores. Creo que tenemos suerte.
A partir de ahora, cada vez que visitemos un sitio nuevo, disfrutaremos más si está en Waysee... Esperemos que este camaleón curioso y viajero, nos cuente las historias de muchos lugares... quedan muchas sendas por caminar.

Teresa Martín
Iglesia

Praderas

El contraste del blanco de las casas con el verde de la hierba crea un efecto mágico.



Entrada más reciente Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario