Coria, un rincón con historia.

Portada principal de la catedral



Nuestra ciudad de Coria, tiene solera. Ha vivido mucho y está llena de recuerdos de esa larga vida. En sus tierras apreciamos la actividad del hombre desde tiempos remotos. Los yacimientos achelenses encontrados en las orillas del río Alagón, nos hablan de  la ocupación de esta zona desde hace más de 300.000 años.


Muralla romana
Aquí vivieron las tribus celtas de los vetones, que en coalición con otras tribus,  lucharon contra la ocupación romana. Pero  los romanos también amaban este sitio, y dejaron la huella de su estancia. La urbanización de Coria se hizo bajo la forma romana, y romano sería también el primer puente construido para cruzar el río.  La civilización romana nos ha dejado además la fabulosa muralla que encierra la ciudad antigua. En el s. I d. C.  ya existiría una primera fortificación, sobre la que se construyó la muralla en el s. IV o V. Del legado romano forman parte también, las numerosas estelas con inscripciones, las aras, los utensilios, las estatuas y las monedas.  Y así convivieron indígenas y romanos.


Puerta de la Guía
Más tarde, tras las invasiones bárbaras se asentaron en Coria los visigodos. De esta época data la primera referencia que encontramos escrita sobre el obispado de Coria, y trata sobre la asistencia del obispo 
Jacinto I al III       Concilio de Toledo, que se celebró en el año 589.  

Posteriormente, tras la invasión árabe de la península, nos visitaron  los beréberes. Este suceso envolvió a la ciudad en continuas luchas entre cristianos y árabes. Coria fue refugio de Almanzor, a finales del siglo X.


Cárcel eclesiástica
La ciudad pasa de manos árabes a cristianas, y vuelve a caer otra vez en manos árabes, hasta su definitiva reconquista en el año 1142 por Alfonso VII para el reino de León.
En 1168, el señorío de Coria pasa a ser propiedad de la Orden del Temple.
En 1210 Alfonso IX, concede a la ciudad el 
Fuero de Coria.



Coria es también codiciada por el rey portugués  Juan I, que llega a sitiarla con sus ejércitos. Además la ciudad,  sufre las luchas que mantienen el clavero y el maestre de la Orden de Alcántara, allá por el año 1465.






Castillo

Cuando Coria pasa a ser propiedad del Duque de Alba, éste decide fortificar la parte más vulnerable de la muralla , y ordena construir el castillo.



En 1489 Bartolomé de Lila, que tiene su taller en Coria,  publica el primer libro impreso en Extremadura. Se trata del “Blasón General y nobleza en el universo”.



Catedral y puente medieval

En la Edad Moderna, Coria florece. Se construyen la mayor parte de sus edificios emblemáticos y es una época de gran actividad. Se inician las obras de la nueva catedral, se construye el puente de piedra y 

se restaura el convento de San Francisco.
En 1647, una riada se lleva parte del puente de piedra.

Los ejércitos portugueses continúan el acoso provocando saqueos.
La ciudad lucha contra las epidemias y también sufre las consecuencias del terremoto de Lisboa en el año 1755, que provocó el derrumbamiento de la torre de la catedral y daños en la capilla mayor.


Sufre también Coria la invasión de los franceses. En 1809 Wellington llega a Coria con 30.000 combatientes, para proteger la ciudad de los invasores.

Y así,  Coria continúa con su vida y con sus tradiciones. El primer cargo documentado de Alférez Mayor que se hace responsable de las fiestas de San Juan, se remonta  al año 1560. Aunque contamos con testimonios documentales que nos hablan de que esta fiesta se celebraba ya en el s. XIII.

Llegó después  el alumbrado, la construcción del puente de hierro, las huelgas, la guerra… y todas las transformaciones que modificaron la ciudad a lo largo de su  historia contemporánea.

Coria en la actualidad,  continúa con su vida, con su buena gente, con sus calles, con sus tesoros. Con la ilusión de que edificios como el antiguo Seminario Mayor o el Palacio de los Duques de Alba, serán restaurados y no se perderá la huella que la historia ha dejado en este bello lugar.

Si os apetece visitar Coria, ahora tenéis Waysee (www.waysee.es). Una app que os guiará y os contará todos los secretos que esconde la ciudad. 

Calle Iglesia



Fuente: Breve historia de Coria
Alejandro Valiente Lourtau
Coria : Ayuntamiento de Coria, 2002. ISBN 84-923978-6-1











Entrada más reciente Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario